La miel con Denominación de Origen, Extremiel “Villuercas-Ibores”, es el producto alimenticio producido por las abejas malíferas a partir del néctar de las flores o de las secreciones procedentes de las partes vivas de las plantas o que se encuentran sobre ellas que las abejas liban, transforman, combinan con sustancias específicas propias y almacenan, dejando madurar en los paneles de la colmena.
Según su procedencia en esta área geográfica, tan natural y rica en flora, se recolecta miel de néctar de flores de aroma excepcional y gusto agradable, de color ámbar claro llegando a oscuro con reflejos rojizos como le ocurre a la miel de Retama con una calidad y aroma inigualable. También se recolecta la miel de bosque (Roble, Castaño, Encina), mieles que se presentan a nuestra vista con unos colores que van desde el rojizo oscuro, llegando al negro, con reflejos verdosos, mieles muy aromáticas con ligero gusto amargo, pero de sabor malteado. Son de una calidad excelente muy demandadas en el exterior.

Su riqueza en azúcares demuestra el gran valor alimenticio y energético, con la ventaja de que estos azúcares son simples y no necesitan transformación en nuestro organismo, pasando directamente a la sangre.
Las mieles, sobre todo las mieles oscuras o mieles de “mela” , proporcionan al organismo sustancias minerales, de gran interés alimenticio. Contiene también la miel fermentos y diastasas que ayudan aficazmente a la digestión de otros alimentos.
Las mieles Extremiel “Villuercas -Ibores” por su humedad, H.M.F. y actividad Diastásica, marcan a su favor una clara diferencia en cuanto a la frescura y manipulación del producto respecto a otras mieles comerciales estudiadas, como ocurre igualmente con su contenido en minerales.